Categorias

ConviMento 4°Eso Colegios EIN

Los alumnos desde 4 de ESO en adelante de los colegios EIN hemos estado unos días de ConviMento (convivencia + campamento) pensando, reflexionando, orando, haciendo Amigos (con mayúsculas 😉) cogiendo las riendas de nuestra vida, buscando el estilo de vida que nos guste. Y oh! parece que lo hemos encontrado 😊. Vivir al estilo de Vida de Jesús, con el Amor por Bandera….

Os dejamos con unas imágenes y reflexiones de cómo han vivido algunos la experiencia.


«Hemos tenido el placer de contar con un grupo de monitores, compuesto tanto por religiosas, profesores, como por antiguos alumnos, que han dedicado estos días de verano a organizar con todo detalle el convimEINto, en donde no ha faltado la ilusión, el compromiso y la entrega por parte de estos, todo movido por el amor hacia la Divina Infantita y su experiencia anterior con esta. El resultado ha sido mucho mejor de lo esperado y creemos que el objetivo ha sido conseguido con creces como encontrar en las pequeñas cosas y cotidianas del día a día en las que Dios está presente.»

 

«Esta semana pasada hemos tenido el placer de disfrutar y compartir momentos muy intensos que han sido muy enriquecedores tanto para monitores como para niños. Esto se ha podido conseguir gracias a las dinámicas preparadas por los monitores a partir de las Bienaventuranzas en las que se han tratado el tema de los pobres de espíritu, el miedo, las injusticias y el amor. Entre las diferentes dinámicas cabe hacer especial mención a la “Cena de pobres y ricos” y “La Patera” que consiguieron concienciarlos sobre la problemática y despertar en ellos la necesidad de hacer un mundo mejor, en definitiva, CREAR rEINo.Todo esto ha creado un ambiente de confianza, de cariño que ha favorecido la unión del grupo entre monitores y niños que esperamos perdure en el tiempo aumentando la FAMILIA que somos. Aquí comienza NUESTRA PEQUEÑA GRAN REVOLUCIÓN.»

 

«¿Qué decir? Han sido 5 días intensos en los que he sentido mi crecimiento personal, me he escuchado a mi misma, a todos mis compañeros, monitores… Cada uno ha aportado una visión propia de la vida que me ha hecho pararme a pensar, porque como ya dijo Sócrates: «Una vida sin reflexión no merece la pena ser vivida»… .
Simplemente tengo palabras de agradecimiento por brindarme las herramientas nacesarias en cada dinámica para desarrollarme como persona teniendo así más presente a Dios en mi día a día. Cuidando la fe con pequeñas oraciones.
De Almuñécar marcho con nuevos propósitos, llegué con la maleta repleta de cosas materiales y se va llena de lo más sencillo y valioso, de risas, lágrimas de felicidad… Sobre todo de esperanza, esperanza en que cada uno de los niños que hemos participado extienda esta pequeña gran revolución y pongamos nuestro granito en forma de voluntad para conseguir que, dejando de sonar utópico, la construcción de un mundo mejor se haga realidad. Y así será. Mil gracias❤».