Categorias

Feliz Pascua de Resurrección

  

 

 

Granada, 12 de abril de 2020

 

Queridos alumnos, queridas familias, queridos profesores:

¡¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!!

Nuestro Querido Papa Francisco, nos dijo en su homilía de la Vigilia Pascual:

“En esta noche conquistamos un derecho fundamental, que no nos será arrebatado: el derecho a la esperanza; es una esperanza nueva, viva, que viene de Dios. No es un mero optimismo, no es una palmadita en la espalda o unas palabras de ánimo de circunstancia. Es un don del Cielo, que no podíamos alcanzar por nosotros mismos: Todo irá bien, decimos constantemente estas semanas, aferrándonos a la belleza de nuestra humanidad y haciendo salir del corazón palabras de ánimo. Pero, con el pasar de los días y el crecer de los temores, hasta la esperanza más intrépida puede evaporarse. La esperanza de Jesús es distinta, infunde en el corazón la certeza de que Dios conduce todo hacia el bien, porque incluso hace salir de la tumba la vida”.
“Y, a pesar de la tristeza que podamos albergar, sentiremos que debemos esperar, porque contigo la cruz florece en resurrección, porque Tú estás con nosotros en la oscuridad de nuestras noches, eres certeza en nuestras incertidumbres, Palabra en nuestros silencios, y nada podrá nunca robarnos el amor que nos tienes”.
“Jesús desea que llevemos la esperanza allí, a la vida de cada día. Pero para los discípulos, Galilea era también el lugar de los recuerdos, sobre todo de la primera llamada. Volver a Galilea es acordarnos de que hemos sido amados y llamados por Dios. Necesitamos retomar el camino, recordando que nacemos y renacemos de una llamada de amor gratuita. Este es el punto de partida siempre, sobre todo en las crisis y en los tiempos de prueba”.
Poco más que añadir.Que lo importante, sea el Amor, el sentimiento de sentirnos queridos (siempre nos quiere alguien); que lo importante sea, que estamos en casa, para cuidar a los que más lo necesitan; que lo importante sea fijarnos en lo que nos da Vida. Se han roto las oscuridades, las inseguridades, el sentirnos solos. O que si permanecen, sepamos que hay esperanza.
“Id a Galilea, allí me veréis”. Y de repente, mirando un poquito, con los ojos del corazón, nos damos cuenta, que estamos en Galilea. En casa, en el hogar. Y allí, lo veremos. Tan cerquita.
Que nuestra Niña, nos acerque y nos ilumine en estos días en casa, en el hogar. Es tiempo para la Esperanza. Es tiempo, para la Vida, y Vida en abundancia.

¡¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!!